domingo, 23 de agosto de 2009

Alcohol, drogas y Aristóteles

Mucho se habla en estos días de la despenalización de las drogas para consumo personal. Un tema que despierta, como es lógico, reacciones dispares y encendidas. Sin embargo no es mi intención sumarme a esta polémica en donde considero que difícilmente pueda aportar algo. Una discusión que en el fondo no es otra que la imperecedera cuestión de la libertad y el papel que esta tiene, o debería tener, en la vida del hombre. En definitiva, de lo que se trata es de lo que el hombre en última instancia es, y no de cuestiones técnicas, estadísticas o policiales que se esgrimen con el fin de rehuir el verdadero debate.

Simplemente mi intención es rebatir un argumento, que me sorprende escuchar empleado por quienes incluso están en orillas enfrentadas. Tanto el rastafari que quiere liberalizar la marihuana como la madre asustada por el excesivo consumo de cerveza adolescente, sostienen que droga y alcohol son lo mismo. Similitud que también alcanza al gran enemigo del siglo, el cigarrillo. Así, mientras que unos pretenden liberalizar el consumo de la primera los otros insisten en restringir el del segundo.


Sin entrar en las ventajas y desventajas que tendría la aplicación de tan disímiles políticas, sostengo que tal equiparación es un error. Este no parte de un argumentar intencionado, sino simplemente de un defecto de razonamiento. Error que por otra parte tiene consecuencias palpables. No deja de ser curioso que una sociedad que reclama liberalizar las drogas persiga tan encarnizadamente a los fumadores de tabaco.

Durante los libros centrales de su Metafísica, los que van del 7 al 11 (o de Zeta a Kappa según la nomenclatura clásica), el maestro de Estagira se dedica con su proverbial meticulosidad, a desmenuzar la diferencia que existe entre las dos principales características de lo que existe a nuestro alrededor. Con habilidad de cirujano experto, Aristóteles va separando de las cosas aquellas notas primeras que son esenciales y que se dan en forma definitiva, las sustancias, y las otras secundarias que están sujetas al caso y a la variación, los accidentes. Las primeras no conocen grados, mientras que sí lo hacen las segundas. “Pues la cantidad no es sustancia, en efecto sustancia es aquella primera cosa en que las afecciones se dan”. Un caballo es un caballo sin más ni menos, pero después los hay más veloces o menos blancos. Existe la bondad del caballo pero no su “caballosidad”.

Esta distinción es fundamental a la hora de enfrentarnos con la realidad para poder pensar sobre ella. Tanto las drogas como el alcohol pueden producir la pérdida de la consciencia y, consecuentemente, de la libertad –que es lo grave– de quien las consume. Pero mientras las drogas lo hacen de una manera sustancial, el alcohol lo hace de modo puramente accidental. Todo el que consume drogas, aunque sea en una cantidad mínima, lo hace con el estricto fin de producir ese efecto, el que se logra indefectiblemente, mientras que sólo el que se exceda en la bebida será capaz de lograrlo.


Por supuesto que quien tome con el deliberado propósito de obtener los efectos perniciosos del alcohol se equipara al que consume drogas, pero esto no habilita en modo alguno a considerar que drogas y alcohol sean lo mismo. Sólo lo son, en este caso, los sujetos que de ellas hacen uso.

No en vano el domingo pasado Pablo recordaba a los cristianos de Efeso: “no abusen del vino, que lleva al libertinaje”, ya que cómo podría aconsejar no usarlo. “Porque llegó Juan que no come ni bebe, y ustedes dicen: ‘¡Ha perdido la cabeza!’. Llegó el Hijo del Hombre, que come y bebe, y dicen: ‘es un glotón y un borracho’ ”. Confortado con estas citas que vienen en mi auxilio justo a la hora de mi whisky diario, me dispongo a saborearlo. Procuraré no excederme.

16 comentarios:

Angie Angelina dijo...

¿Quien puede reprender a un hombre por su ceguera de nacimiento? Pero se puede dirigir un cargo al que esta ciego por efecto de la embriaguez o cualquier otro vicio-
Libro VI de Etica de Aristoteles
"La virtud y el vicio son voluntarios"
Más tarde sigo, me voy a almorzar pizza con mi flia.
Abrazo
Angie

fred dijo...

Estimado OM, celebro este abordaje a un tema tan convocante.

Sabio es introducir la noción de medida en la discusión. Por eso de que un remedio en medida excesiva se convierte en veneno.

Aunque de todos modos la noción de medida no excluye necesariamente la distinción entre drogas duras y blandas, que me parece apropiada, y el cigarrillo, el alcohol, y la marihuana lo son. Porque una pitada a un cigarrillo de marihuana -una seca a un faso- bien dada (porque es diferente a la pitada al cigarrillo de tabaco) no llega a producir ningún alteración radical de la percepción.

También, y de paso, ya que estamos en tema, comparto con vos -y los que te leen- lo más interesante que escuché en tema drogas últimamente: el paco no es una droga y sí es un tóxico (lo dijo el director de THC entrevistado por Chiche Gelblung).

Sigamos disfrutando racionalmente del whisky diario o el ocasional destornillador.

abrazo

La herida de Paris dijo...

Angie el concepto de libertad en Aristótles siempre me da un poco de vértigo. Saludos y nada de excesos con la pizza.

magu dijo...

LA HERIDA, MARIA, DON OPI
Y FAMILIA
ANGIE Y FRED
¿QUÉ Pueden comprar los vendedores de vino mejor de lo que ellos venden? (cuartetas de Omar kayan)

En una charla a días de las elecciones con dos partidarios de Vilma Rippol (uno médico y el otro contador) les pregunté si el comunismo expropiaba a la gente que tuviera más de una casa y que hacía la diferencia para ellos entre ser capitalista y ser propietario.
AMBOS CONTESTARON: la cantidad influye sobre la cualidad, o sobre la esencia. Rebatiendo a Aristóteles.

Es cierto que un caballo seguirá siendo un caballo por más hormonas que se le den.
La cantidad excesiva de una sustancia, incluso hasta el agua, el harina, etc...hace mal. deteriora.
En el Cetrángolo de V. López acuden diariamente decenas de carpinteros, pintores de oficio, y alfombradores de moquets con epoc y asma y problemas serios...causados por la inhalación involuntaria de sustancias tóxicas (barniz,etc) durante años. Y no tienen cura.
EL PACO
es realmente mortífero, no sé si hay algo peor. He visto en la esquina de casa a chicos pequeños inhalarlo, hasta hace dos años, no sé si ahora la policia los lleva a internación, antes no lo hacía.
NO ESTOY A FAVOR DE LA DESPENALIZACIÓN
es decir. no hay que tratar como delincuentes a lso que consumen (en demasía) sino como enfermos, como se hace en Suiza por ej: y se le deben dar otras sustancias médicas que suplanten su adicción mortal.
Es un tema PENOSO el de la PENALIZACIÓN O DESPENALIZACIÓN. y la droga llegó para quedarse.
Bendicioens a todos (tengo blogsito ahora)

La herida de Paris dijo...

Fred, siempre un gusto tenerte de visita. Seguramente hay muchas distinciones que hacer, pero deliberadamente no quise meterme en esas aguas, sencillamente por incapacidad.
Mi intención era solamente refutar la lisa y llana equiparación de dos realidades que a mi juicio tienen carácterísticas distintas y el asumirlas como iguales, me parece, no ayuda al debate.
Saludos y gracias por el aporte.

La herida de Paris dijo...

magu felicitacione por tu blog.
Es verdad que existe una relación entre cantidad y calidad, pero es solamente aplicable, me parece, a caso de exceso manifiestos. Es decir cuando la cantidad supera cierto límite incide sobre la calidad. Por ejemplo un hombre de 1.60 es un hombre, uno de 2.10 también lo es, uno de 8.00 ya es otra cosa. Esto, si bien es cierto, no se aplica a este caso y tampoco se como se aplica al capitalismo.
Saludos

Angie Angelina dijo...

Corrijo, era el Cap 6 del Libro I de la Etica; quise encontrar la parte donde habla de las pasiones, pero estaba (estoy) muy apurada.
No, no me escedí con la pizza, ja gracias
Saludos
Angie

magu dijo...

LA HERIDA
Si, es asi. A mi me daba risa la explicación de esos señores (muy correctos, cultos e íntegros que repartían volantes) porque no tenía sustento lógico hablando de política.
Sobre la droga. En el año 85 cursé Psicopatología en la facu (me recibí en el 86), vimos un caso de un muchacho de 25 años gravemente intoxicado y también drogado (fuera de si, con pérdidas de conciencia) por exceso diario de aspirinas. Nos lo contó el profesor.
En Minoridad, cuando trabajé en el Instituto E M Otamendi (desde el 88 al 97) las chicas venían drogadas con cerveza mezclada con reinol. Robaban en ese momento alplax, reinol, de donde podían. Lo hacían para divertirse, no para matarse como es el caso del Paco (buscan evadirse de la realidad sabiendo que eso se pega al pulmón). Una nena de 13 años murió la misma noche en que fue internada en un centro de rehabilitación al que la derivamos. Fue uno de mis primeros casos. ella robó de la enfermería pastillas. Hay casos demasiado tristes entre los jóvenes. Por eso estoy a favor de la internación provisoria (con muchísima vigilancia) para los que ya consumen.
gracias por este blog familiar de tan buena gente y de tan buenos amigos
bendiciones
magù (en acróstico doy mi apellido de casada)
B...de bueno, A...de augusta, SS (dos veces), E , TT (dos veces) I: de irma
y el propio es tren más la ch (no quiero que salga de nuevo en internet, jaja)

Lagarto dijo...

Muy interesante tu análisis Opi, como todo intento por abordar con alguna profundidad y seriedad estos temas. Sin dudas que es un argumento fuerte así que si me permitis lo voy a tomar en la cada vez más compleja oposición a la despenalización.

La herida de Paris dijo...

Lagarto, me parece que decir que droga y alcohol son lo mismo es "un lugar común" de los que tanto te gustan a vos.
Abrazo.

magu dijo...

MARIA, OPI, LA HERIDA
AMIGOS

Eh MARIA ¿el código aduanero cómo anda? (para poner un poco de humor).
Ahora solo digo esto.
Hoy fuí a ver a mi hermana que está internada desde los cinco años en instituciones psiquiátricas. Ahora está en una de PAMI en Tropezon. La clínica Santa Clara.
He dejado de trabajar como psicóloga desde el 97. Pero en el barrio he participado mucho en problemas de chicos que se drogan.
EL PROBLEMA FUNDAMENTAL DE LA DESPENALIZACIÓN:
es que si a la par de la despenalización, no hay centros de internación buenos, con mucha contención. Es muy difícil que lso jóvenes de curen, se rehabiliten.
Lamentablemente, a veces hay chicso que están un año, salen compensados, pero al tiempo recaen, si no tienen el apoyo familiar y terapúetico adecuado.
En las adicciones la gente recae muchas veces. necesita varias internaciones. Si tenemos los centros adecuados, y todo el personal técnico (enfermeros, celadores, psicólogos, psiquiatrss)...entonces que se depenalice, pero se trate).

Si, estoy muy pesada.
Por favor LA HERIDA, borre este comentario. Es solo para uds.
Me gustaría volver a trabajar como antes, haciendo, actuando. no me siento con fuerzas, pero el tema me sigue preocupando, por ahora rezo
bendiciones.
magù y fer

María dijo...

Magu: me pasé todo el fin de semana con el Código Aduanero, ahora lo tengo un poco abandonado porque estoy con los preparativos del cumpleaños de nuestra hija mayor, E., que mañana cumple 21 años!! como entre las dos familias somos más de 100 personas, cada vez que hay un festejo me la paso tres días "internada" en la cocina... nada demasiado grave (al lado de la internación de tu hermana...), porque lo hago con gusto: hacer algo por los que uno quiere siempre es lindo por más trabajo que dé.
Saludos!!

magu dijo...

MARIA
Estás disculpada (por la dispensa del código aduanero...mejor son las fiestas de cumple). En la cocina nadie me quiere. La tradición familiar (atípica) es que los excelentes cocineros sean los hombres (mi padre-padrastro-) y mi marido. Especialista en pastas y postres. MARIA soy tremendamente adicta al queso sardo (duro el de rallar) y a tdo tipo de chocolates y chocolatines. menos mal que no tengo hijos pués les habría transmitido mi irrefrenable adicción (el nutricionista, al que voy máa para cambiar hábitos que para bajar peso) me está haciendo reemplazar los chocolates e hidratos por Levadura de cerveza 4 cuch por día
Bueno, seguçi con la fiesta.
Un beso y saludos para todos

magu dijo...

FELIZ CUMPLE
Desde acá FLORIDA
Saludos de FER Y DE MAGÚ

Anónimo dijo...

lo que yo queria, gracias

La herida de Paris dijo...

Anónimo, esperoque lo quieras sea Aristóteles y no le alcohol y las drogas.

Saludos.