sábado, 27 de marzo de 2010

Basta de pensar

(Kamikaze, Luis Alberto Spinetta)


Ah !... basta de pensar
alguien llora allí
se cayó del alerce
ah !... este sueño surcará
las ventanas y el baúl
de tu espejo interno
hablan de piel
hablan de qué sabrán
nadie de vos
nadie lo sabe ya
que todo sea como vos quieras...

ah !... los asnos y el perdón
qué omnipotencia cruel
me hiere como al sol
ah !... qué razón de ser
me habrá puesto piel
en la inmensidad
hablan de piel
hablan de qué sabrán
nadie de vos
nadie lo sabe ya
que todo sea como vos quieras...



La frase de Descartes “pienso luego existo” adoleció siempre de una traducción ambigua que nubla su sentido. Creo que si se hiciera una encuesta que preguntase por el sentido de este famoso enunciado que engendró la modernidad, ganaría la que interpreta el existir como algo que viene después del pensar. Sin embargo, el sentido cartesiano es bien otro y se refiere al nexo probatorio del hecho pensar con respecto al existir. Más propio del sentido,hubiera sido traducir: “pienso, por lo tanto, existo”.

Quizás el error provenga de un uso antiguo de “luego”, cuyo significado hoy se interpreta como adverbio de tiempo más que como conjunción ilativa, que es el modo en que está presente en la sentencia que volvió popular a Descartes. También es verdad que este último uso añejo conserva una impronta matemática que recuerda en lenguaje de los teoremas, que era el modo por el cual René quería explicarnos el Universo. Claro y distinto.

Lo cierto es que la interpretación errónea introduce un tema que es ajeno a Descartes. Un costado existencialista que pregunta sobre la relación entre el pensamiento y la vida. Una compleja cuestión de precedencias. Pienso y después vivo, o primero vivo y luego pienso. Este dilema es el que enfrenta el poeta y lo hace con una condena. Basta de pensar es su grito.


Pensar es una moneda de dos caras. Su denuncia es a una de ellas, la del pensamiento como mecanismo encubridor de la realidad. Cuando el pensar se convierte en un artilugio, una red que termina tejiendo una coraza que nos aleja de la vida, que nos impide ver lo que ocurre a nuestro alrededor. Alguien llora aquí, pero nadie parece darse cuenta. La razón puede volvernos sordos al dolor de los otros. Del nuestro se encargan los sentidos.

El hablar que menciona con insistencia es ese magma de palabras que cubre los hechos. Un hablar de asno que nos adormece y termina por atontarnos. Y también ese rumor de justificaciones que nuestra mente incesante genera sin descanso. Dice Heidegger: “Lo hablado ‘por’ el habla traza círculos cada vez más anchos y toma un carácter de autoridad. La cosa es así por que así se dice”.

Resuena aquí la omnipotencia cruel, que hiere como el sol. Un sol que ilumina, pero es también capaz de cegar. Basta de pensar es además basta de hablar, un grito de rebelión contra la tiranía a la que está sometido el movilero. Personaje estrella de nuestros días que está, siempre y en cualquier circunstancia, condenado a hablar.

Hay sobre el final una velada mención a alguien de quien nadie habla, un olvidado. Quizás sea necesario parar de pensar para escuchar a quien nos pensó. Una voz que, aun silenciada, no se resigna a callar del todo y vive como un susurro en nuestro interior. Un sueño que no se percibe mirando por la ventana, ni está guardado en el baúl de la memoria, sino que se mira con el espejo interior. Aquél que puso piel a la inmensidad.

El final puede que sea una oración. Que todo sea como vos quieras.

25 comentarios:

La condesa sangrienta dijo...

Curioso que Aquél que nos distinguió con la capacidad de pensar, sólo pueda ser alcanzado por la fe.
Feliz Domingo de Ramos!

El Cochinillo exquisito. dijo...

"alguien llora alli" (irremediablemente).-

Abrazo profundo opi.-
Cariños.

angie angelina dijo...

Dice el Zen:
"El que habla, no sabe.
El que no habla, sabe"
Libro del Tao Te King

La herida de Paris dijo...

Asi parece ser Condesa. Lo que pasa es que antes que pensar, nos distinguó con la capacidad de amar.
Que empecemos bien la Semama Santa

Cochinillo, lo irremediable del llanto no nos exime de escucharlo. Y cuidado con "los alerces".
Abrazo.

Dice Heidegger: solo el que habla es capaz de callar. Gracias por el Oriente.

Saludos.

Estrella dijo...

Nunca pensé en el "pienso luego existo" como en el existir después del pensar. El "luego" es mucho más que un adverbio de tiempo; puede que suene un tanto arcaico, pero todavía se usa.

"Alguien llora aquí, pero nadie parece darse cuenta", subrayo esto. El "alguien" y el "nadie" hacen de esta frase algo novedoso: hay belleza, hay fuerza, hay incomodidad.

"Un hablar de asno que nos adormece y termina por atontarnos. Y también ese rumor de justificaciones que nuestra mente incesante genera sin descanso": subrayo esto por una cuestión identificatoria. Ese rum rum, siempre ahí, que viene desde el fondo...

"La cosa es así por que así se dice”: acá subrayo con doble línea!

Muy bueno, opi. Espero más!

Carlos G. dijo...

A mí, como a Estrella, no se me hubiera ocurrido interpretar el "luego" como adverbio de tiempo; hasta que leí el comentario de Estrella pensé que era debido a mi antigüedad, ahora no sé a qué atribuirlo. :)

Y hablando de sentir antes de pensar (y de "explicar") ayer iba en auto hacia mi casa y al cruzar una esquina, en medio de autos estacionados, vi el carro de un cartonero partido al medio con todo su contenido esparcido a su alrededor; a los costados dos chicos miraban desconsolados.
Me invadió una angustia insoportable, un vacío en el estómago.
Qué más les va a pasar?
Cuánto más tendrán que soportar?

La herida de Paris dijo...

Ustedes, Estrella y Carlos pertenencen al sector minoritario de la encuesta.
Yo he escuchado "penso luego existo" como consejo para contener una reacción irreflexiva.
En realidad se trata de que el pensamiento sirva para aumetnar el sentimiento y no para aturdirlo.
Saludos.

angie angelina dijo...

También Heidegger decía que a veces la palabra funcionaba como velo, ocultamiento.
Saludos cordiales

angie angelina dijo...

aletheia

María dijo...

"Que todo sea como Vos quieras", vengo rezando hace años, a veces resignada o cansada, y otras esperanzada, confiada, agradecida...
Hoy que, quizás, llegó el día, estoy bastante asustada y pienso: "Chi me l'ha fatto fare?/ ¿En qué me metí?".
Vuelvo a rezar: "Que todo sea como Vos quieras".

La herida de Paris dijo...

Amore: "Io te lo ho fatto fare". O meglio, lo abbiamo fatto insieme. Che Dio ce la mandi buona.
Sia lodato Gesucristo.
Bacio.

María dijo...

Por las dudas (ya que varios me consultaron por "novedades"): NO estoy embarazada!!
Mi comentario no aludía a hijos, sino a ciertos planes largamente postergados... y que no sé si finalmente se concretarán o seguirán en espera de tiempos mejores (por eso mi oración a Aquel que sabe lo que nos conviene).

La herida de Paris dijo...

Nunca entendí a mi mujer, por eso sigo casado con ella.
Saludos.

angie angelina dijo...

Uy, no me pude resistir.
14

La herida de Paris dijo...

No entiendo que siginifica lo del 14. ¿Alguien me lo puede explicar?.
Saludos

angie angelina dijo...

Porque soy supersticiosa y no me gusta el 13. Entonces, cuando vemos que hay 13 comentarios en un blog pasamos y ponemos 14. Es una costumbre de algunos amigos de Estrella.

La herida de Paris dijo...

Ah, yo no soy superticioso, pero se agradece igual.
Saludos

Mary Poppins dijo...

uyy este post es como una cebolla

me quedo pensando ....

Pienso, por lo tanto, existo.
Es la condicion humana, porque pensamos y amamos y podemos ser libres y porque tenemos sentido de trascendencia es que somos humanos

Ahora, cómo pensamos??? Porque el resultado de ese pensar viene de la psique y ahi..... me cuenta algo sobre esto Opi

Me gustaron ademas dos cosas 1) callar a nuestro pensamiento para notar al olvidado

2) el modo propio de callar el dolor por nuestros sentidos

y podria seguir
fascinante tema


Felices Pascuas para vos y tu familia

angie angelina dijo...

Feliz Pascua de Resurrección para Opi y su flia.

Rob K dijo...

Sé de muchos que dicen conocer el pensamiento de Descartes, de alguno he oído también capaz de tener claro el oscuro lenguaje de Heidegger (confieso que yo una vez asistí a la clase de un discípulo directo suyo, dos horas inolvidables de mi vida oyendo un impecable monólogo que me pareció a la vez genial e incomprensible, el idioma alemán fue el menor de los problemas esa vez).

Ahora bien, que alguien se anime siquiera a interpretar qué significan las alucinantes/alucinadas letras de Luisito (para mí bellas pero porfiadamente crípticas): eso ya es tarea de titanes. Lo felicito.

(Excelente entrada)

La herida de Paris dijo...

oRecién contesto hoy por que los Viernes Santos hacemos ayuno de todo tipo de aparatos elctrónicos.

Mary te adelanto que del funcionamiento de la psique no tengo la menor idea.

Angie gracias y te devuelvo tus saludos pascuales.

Rob la clave con Spinetta es no interpretar, sino pensar libremente a partir de sus letras, que a mi al menos siempre me resultan sugerentes.

Saludos y felices pascuas para todos.

cleopatra dijo...

Como toda amante de Sartre, siempre concebí el Existir antes que el Ser.

Se "es" porque se "existe" y de allí el pensar. Nada puede arrimarnos la idea de que pensamos, si no existimos.

Aunque hay una reflexión proverbial que es inversa: "Tan bien me se Ser, que no se Existir"

Y sí...los dos lados de la moneda.

Excelente entrada.

Un abrazo

La herida de Paris dijo...

cleopatra: El tema de la presedencia del Ser y el Exisitir, es difícil y sutil.
Simpatizo por mis raíces crsitianas con la precedencia del Ser, pero me quedo como vos con la moneda de dos caras y alguna especie de alternanacia posible.
Saludos y gracias.

Flora dijo...

No sé porqué pero lo analizo como si hubiera ocurrido una infidelidad, y el narrador deja de pensar en ello, en la piel, en los asnos, y perdona.

La herida de Paris dijo...

Flora, bien puede ser lo que decís.
Basta de pensar, es también tratar de matar la memoria, cuando nos duele.

Saludos.